2018 termina con una reducción del paro en el sector agrícola