La CE deja a los cítricos fuera de la categoría de máxima protección